Tras saber que la situación de confinamiento se alargará más de lo previsto, los profesionales de la psicología, la pedagogía y la terapia que colaboramos en el Centro Yu Shan, conscientes de que esta experiencia pasará factura a todas las personas, te queremos enviar ánimos junto a una lista de consejos para ayudarte a sobrellevar la situación manteniendo tu bienestar y salud:

Débora Tejera, Psicóloga
  • Trata de fluir en el día a día. Pon tu atención en el momento presente y en lo que te puede ocupar cada día, y si eres de las personas que necesitan ponerse metas hazlo a corto plazo, según las fechas que nos van ordenando. Al centrarte en lo que puedes hacer evitarás preocuparte por lo que no puedes resolver mientras se mantenga el confinamiento.
  • Conserva tus rutinas, no las rompas por completo sino intenta adaptarlas a la nueva realidad, fijando un horario para levantarte y acostarte, asearte y vestirte, trabajar o estudiar algo para tu desarrollo personal o laboral, preparar comidas saludables, limpiar la casa, hacer ejercicio, estar informado, comunicarte y disfrutar de alguno de tus pasatiempos. Estar organizada evitará la sensación de caos, dará estructura, orden y equilibrio a tu vida.
Nieves Suárez, Terapeuta
  • Mantén el contacto social, habla diariamente con compañeros, amigos o familiares, comparte tus pensamientos, quehaceres y sentimientos con ellos. Hacer llamadas o videollamadas no sólo evitará sentirte aislada, sino que además abrirás un espacio de apoyo emocional mutuo.
  • Ten experiencias de vida comunitaria. Compartir muestras de apoyo social como los aplausos de cada tarde, descubrir el talento y apreciar la creatividad que se expresa en nuestros balcones, participar en iniciativas solidarias y de ayuda vecinal, te permitirá experimentar el sentido de pertenencia y de corresponsabilidad, trascender tu individualidad y pensar en el bien común.
Adolfo Calderero, Hipnoterapeuta
  • Reconoce y acepta cualquier estado emocional que te surja (miedo, tristeza, inseguridad, desidia, frustración, irritabilidad, hiperactividad, ansiedad, …). Por incómodo que sean esos estados, es una respuesta adaptativa ante la situación de confinamiento y lo que ésta conlleva (privación de libertad, separación de la familia, incertidumbre laboral, …), pero no permanezcas en ellos mucho tiempo, déjalos pasar.
  • Céntrate en lo que te siente bien, en actividades que te permitan experimentar sensaciones agradables (tranquilidad, estabilidad, presencia, esperanza, paz…). La meditación, el mindfulness, la respiración consciente, el yoga o el chikung pueden ser excelentes alternativas, pero también el baile, la música o la literatura que transmita valores de resiliencia, confianza, ilusión, creatividad, solidaridad y compasión.
José Angulo, Psicólogo
  • Permanece activa haciendo lo que te gusta, pero no caigas en la autoexigencia ni en la hiperproductividad tratando de aprovechar este tiempo al máximo para hacer lo que no has hecho en años, esto sólo generará estrés ante una situación que ya es tensa de por sí.
  • Mantente informada lo justo para estar al día, pero evita la sobreinformación que te ponga alerta, simplemente cambia de canal si sientes que te estás poniendo mal con lo que escuchas o ves. Y, en este sentido, sé constructiva y no contribuyas a difundir información absurda en las redes sociales con ánimo de alentar “el mal rollo” y la tensión social.
Adelina Alfaro, Terapeuta
  • Relativiza y decide qué actitud quieres tomar ante esta crisis. Aunque es cierto que a medio plazo no vislumbramos una fecha en la que esto acabe, sí sabemos que “nada es para siempre”, “todo va a pasar” y esto tendrá un límite, así que no des espacio a pensamientos catastrofistas o negativos, decide conscientemente si quieres vivir esta experiencia con coraje y espíritu crítico para sumar aprendizajes y crecimiento a tu vida.
Ana Castro, Pedagoga
  • Aprovecha la oportunidad para mejorar a nivel personal, familiar o social, para salir fortalecida de esta crisis, para constatar la fragilidad de nuestra especie y de nuestro modelo socioeconómico, para apreciar nuestra interdependencia y cómo todos nos necesitamos, para visualizar alternativas de vida más equilibradas, sostenibles, solidarias y saludables para todas las personas.
  • Pide ayuda profesional si sientes que la situación te supera y no sabes cómo gestionarla. La experiencia interna de cada persona dependerá su personalidad y de sus circunstancias, y no responderá a un patrón fijo, unos estaremos más preocupados y nos iremos relajando con el paso de los días y otros todo contrario. Y también, habrá colectivos que se verán más afectados, por ejemplo, por tener problemas de salud, familiares o económicos previos.

En este sentido, el Centro Yu Shan ofrece atención online a través de los profesionales que colaboran en él. Si lo necesitas, puedes llamar o solicitar consulta a través de nuestra web.


Escrito por:CENTRO YU SHAN

Centro Yu Shan, calle Pérez Galdós 20, 1.º. Santa Cruz de Tenerife. +34 650 918 933 centroyushan@gmail.com

Deja un comentario